• Rate this short story
Sending
User Review
5 (2 votes)

Carretera #165

Cuento Corto

de José A. Gómez

 

¿Me pregunto a veces como es posible? Les diré que todo sucedió tan rápido e inesperado, que a veces yo mismo no lo puedo creer y en esta noche tan misteriosa, silenciosa y oscura  siento el deseo de compartir con ustedes esta historia de la cual han pasado tantos años, mas sinembargo  se ha mantenido en mi mente como si hubiera sido la noche de anoche.

Esa noche en mi historia  yo me encontraba en una lavandería en el centro comercial del pueblo de Dorado, lavando una ropa que se me había acumulado por espacio de una semana y media. La maquina de lavar ropa en mi hogar se había dañado de tanto uso y también porque estaba un poco viejita (y en lo que acha va y viene y el árbol descansa) yo me vi en la obligación de buscar un sitio en donde poder lavar la ropa, Uno que me quedara cerca y que cerrara también tarde ya que yo tenia que venir del trabajo, luego cenar y entonces ir a lavar,  este sitio quedaba en el centro comercial del pueblo de Dorado, yo vivía en Levittown, Toa Baja, como unas cinco millas de Dorado.  La única lavandería que teniamos a nuestra disposicion en Levittown, estaba en la primera sección de esta urbanización de cuatro secciones pero esta lavanderia cerraba sus puertas a las seis de la tarde. Asi que me vi en la obligación de tener que llegar a Dorado para lavar mi ropa ya que aquella  lavandería se mantenia abierta hasta la media noche, lo cual para mi era perfecto. el sitio era mas lejos pero no tenia que apurarme mucho, ya que  cerraban mas tarde, yo podia tomarlo mas suave y no pujilatialme tanto.

Dorado se conoce como uno de los pueblos mas limpios de Puerto Rico. La gente son muy formal, amables y muy alegres como todos los pueblos costeros de la isla. Dorado siempre esta lleno de turistas por sus bellas playas y campos de golfo. Bueno, la noche del suceso fue por los años setentas y de allí para acá ha llovido bastante desde entonces. La carretera y la entrada del pueblo de Dorado han cambiado bastantes de aquel tiempo ahora. Por ejemplo, si llegabas de Levittown por la Carretera 165 la entrada de Dorado te iba a quedar a la derecha y si llegabas de la Virgencita, Toa Alta por la Carretera 165, que era al lado inverso, la entrada te iba a quedar a la izquierda. Como a dos kilómetros de la entrada de Dorado en ambos lado había un pequeño letrero que leía Dorado. Tanto a la izquierda como a la derecha de la entrada del pueblo había un matorral como de siete pies de altura y al frente de la entrada había un cañaveral que se perdía a lo lejos, de la vista. La entrada en aquel tiempo solamente tenía dos carriles. Uno para entrar y otro para salir. Luego de la entrada tenias que recorrer como medio kilometro en una carretera recta como un  línea y entonces llegaba a un puente. El famoso puente de Dorado donde fluía por debajo el conocido Rio la Plata. Si te parabas en este puente podias ver la entrada del pueblo y viceversa. Pasando el puente ya oficialmente estabas en Dorado y empezaba una cuesta bastante empinada que reposaba en la Plaza de Dorado. Subiendo la cuesta podia observar el Teatro Juan Boria. Cuando llegabas a la plaza a su lado se encontraba la iglesia católica. Esto es muy común el los pueblos de Puerto Rico ya que los fundadores de los pueblos en su gran mayoría eran católicos en aquellos tiempos. Para ellos la dupleta perfecta era tener la plaza y la iglesia una cerca de la otra que eran los sitios donde mas los habitantes se reunían. Todavía en aquellos dias existían estructuras que databan desde la fundación del pueblo y hasta algunas calles con sus nombres originales. De la plaza al centro comercial donde se encontraba la lavandería eran como unos cuatro o cinco minutos si viajabas en un automóvil. La lavandería tenia unas quince maquinas de lavar ropa y seis secadoras. Bastante cómodo para mi porque este sitio nunca se llenaba de gente. Yo siempre que lavaba mi ropa la secaba y luego la doblaba para que nunca llegara a mi casa toda estrujada.

Esa noche cuando termine de lavar y secar la ropa no pude doblarla ya que estaban a punto de cerrar el negocio y yo era el único que quedaba allí. Ya eran las doce de la media noche. Yo nunca había terminado de lavar ropa tan tarde y cuando sali con ella para ponerla en el baúl de mi carro noté que no había absolutamente nadie por allí. Solamente quedada el carro mío y yo en el estacionamiento. Bueno, me monté en mi carro y arranque para mi casa. La noche estaba un poco pesada ya que no pude ver la luz de la luna que alumbrara mi camino, en realidad la luna no estaba esa noche en Dorado y el alumbrado del pueblo era bastante pésimo, tipo claro obscuro. Pasando por las calles y luego llegando a la plaza no pude ver ni siquiera un alma caminando todo el sector, y en la plaza la desolación era espuluznante

Me dio un poco de temor y también escalofrió que por miedo cerré la ventanilla de lado del pasajero de mi carro por si las moscas. La ventanilla mía la mantuve abierta ya que mi carro no tenia aire acondicionado. Cuando empiezo a bajar la cuesta antes de llegar al puente para mi sorpresa veo como una presencia, posiblemente humana al final de la carretera, que era el principio del pueblo. Ya en el puente traté de fijar mejor mi vista y pude descifrar que era la figura de una mujer. Parecía que vestía un traje blanco ella tenia el pelo largo y negro que el viento lo movía a la misma vez que se movía su traje blanco. Ella caminaba de un lado de la carretera al otro lado. En otras palabras, cruzaba de un lado al otro.

Yo me dije, he pasado todo el pueblo incluyendo la plaza, no había un alma por todo aquello, ahora me encuentro con una mujer caminando en la carretera sola y no hay un carro cerca de ella ni nada que me indique de que ella esta en inminente peligro, ella estaba solita con la naturaleza a su alrededor. Yo tuve mucha precaución antes de acercarme mas a la mujer. No es común encontrarse a una mujer sola en la carretera si ningún motivo. Al acercarme mas a ella pude notar que era una mujer joven, como de veinticinco años de edad. También pude notar que el traje blanco no era un traje sino una negligee o bata transparente de dormir. La joven estaba descalza. Yo me pregunte, que hace esta joven en la carretera con la ropa de dormir. Yo no encontré ninguna lógica a lo que estaba presenciando, como yo tenia que pasar y parar cerca de ella para dobla en la Carretera 165 hacia mi destinación trate de cuando yo llegara a su lado ella me quedara al lado de la ventanilla del pasajero y no la mía. porque yo no queria que si ella quedaba a mi lado de momento ella brincara por encima de mi ventana y me obligara a parar el vehículo.

Yo no tenia ningúna intención de pararme hablar con esta joven. Algo en mis adentros me dijo, no pares, y sigue tu camino. Tal como lo calculé sucedió. Al pasar por su lado la joven quedo al lado de la ventanilla del pasajero. Yo pude mirarla bien de cerca. Ella era muy bonita y miró hacia donde yo estaba pero su mirada nunca encontró la mía. Llevaba una mirada triste y pensativa pero a la vez algo de rencor y odio. Los pelos de mi cabeza se erizaron. Su semblante era serio y frio. Ella en ningún momento trató de comunicarse conmigo, ni yo con ella.

Yo rápidamente doble por la Carretera 165 para seguir hacia mi casa ahora con mas urgencia que nunca. Pude ver por el retrovisor del automóvil que la joven se estaba adentrando en el matorral que estaba a su lado. Parecía esconderse en el.

Llegué a mi hogar y le conté a mi esposa lo que había ocurrido. Ella y yo le dimos vuelta a toda la historia y no pudimos dar con algo lógico o que tuviese sentido.

A los pocos dias mi esposa y yo fuimos a una tertulia en casa de unos amigos. Estando allí y para mi sorpresa sobre escucho un grupo hablando del misterio o la leyenda urbana que ocurría en la entrada del pueblo de Dorado algunas veces después de la media noche. Según la leyenda, en la entrada de Dorado se presenta una joven mujer, descalza, en una bata blanca de dormir transparente esperando que algún hombre se pare hablar con ella. En el momento en que esto ocurre, ella se monta y empieza a gritar y da unos quejido de ultratumba y luego comienza a transformarse en figura diabólica. Todos los hombres que han pasado por esta experiencia, han terminado en algún tratamiento psiquiátrico. Esta joven en vida fue secuestrada de su hogar en Dorado una noche que dormía. Los dos hombres la llevaron al matorral de la entrada de Dorado donde la tiraron después de haberla ultrajado y matado. A los pocos dias, la policía recupera el cuerpo de la joven que luego le pudieron dar santa sepultura. nunca pudieron detener a nadie por este horrendo asesinato

Al yo conocer la leyenda urbana le cuento la experiencia que tuve yo con esa joven. Todos estaban maravillados conmigo ya que no sufrí la consecuencias de los otros hombres y ellos no podían entender el motivo por el cual yo tuve la oportunidad de sobrevivir ileso esa experiencia macabra, yo mismo no lo se, posiblemente algún dia encuentre la razon

La aparición de este fenómeno sobre natural es como sigue: la física y la metafísica en el misterioso mundo donde vivimos algunas veces se cruzan en el camino ambas, se entrelazan y lo que es metafísico del mas allá luego se convierte en lo físico del mas acá.

Y colorín, colorado, este cuento, se ha acabado.

Jose A Gomez

Jose A Gomez

SEPTEMBER 2016 AUTHOR OF THE MONTH at Spillwords.com
Why I write? I can give you thousands of reasons but nonetheless it's a desire to chat, and share my thoughts with you; ideas and motives that can make us discern, and help us comprehend why things are so. Should we be in accordance or not, I've met my goal which is to make you think.
Jose A Gomez

Latest posts by Jose A Gomez (see all)

Read previous post:
Beyond Love by Valentyna Holloway at Spillwords.com
Beyond Love

Beyond Love written by: Valentyna Holloway @valentynedreams   Beyond love, past the horizon above desire, where eternity and arcane history...

Close